mujer que quiere trabajar y posibilmente esta enferma de trabajo

¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

¿Cuántos trabajadores pasan más tiempo del esperado en la oficina, trabajan demasiadas horas al día o sacrifican su vida familiar y social por su trabajo? ¿Y cuántos gerentes desearían empleados como este dentro de su empresa, dedicados a los objetivos a perseguir y siempre inmersos en su trabajo?

Pero, ¿qué efecto tiene esto en los propios trabajadores? ¿Es realmente una ventaja para la empresa?

Ahora se sabe y se condena que vivir para trabajar es perjudicial para las personas, especialmente hoy en día cuando el frenesí del tiempo de trabajo ahora afecta la vida de la mayoría de las personas. Sin embargo, todos estamos de acuerdo también en que para obtener los excelentes resultados que a menudo se desean, es necesario un trabajo duro y constante, tanto el esfuerzo físico como el mental; Entonces, ¿cuál es el mejor enfoque para trabajar para nosotros y para los que nos rodean? En particular en una situacion de primer dia de trabajo.

La adicción al trabajo describe un comportamiento de compromiso e implicación excesiva de la persona en el puesto de trabajo. Representa una “dependencia” del trabajo que nunca permite que el sujeto se desconecte de sus deberes y responsabilidades. ¿Con qué frecuencia ve gerentes o trabajadores con puestos de responsabilidad, que también atienden el teléfono por la noche para asuntos de trabajo en el restaurante? ¿O las personas que trabajan día y noche, sin tener tiempo para la familia, los niños o su vida privada? A menudo, la adicción al trabajo se puede confundir con la dedicación, la responsabilidad, y la sociedad la considera positiva (“es un gran trabajador”) … en realidad, ¡ATENCIÓN! ¡Tiene un costo muy alto para la persona! No solo causa estrés y problemas psicofísicos (dolores de cabeza, insomnio, gastritis), sino que no debemos subestimar las consecuencias en el campo social (malas relaciones sociales y de relación, problemas en la familia). El hecho de que el wokaholismo cause estrés ya es una indicación de la característica principal de los trabajadores de este tipo: de hecho, el estrés se debe al bajo nivel de placer que el trabajo le brinda a la persona. El hecho de que un individuo tenga una fuerte motivación interna para trabajar mucho no significa que el trabajo lo satisfaga o lo haga sentir mejor: La adicción al trabajo también es dañina porque toma mucho del sujeto y le devuelve poco. Esto implica una búsqueda continua de reconocimientos por parte de los colegas o el gerente y un uso excesivo de energía para obtenerlos, sacrificándolos inevitablemente en otras áreas de la vida personal. Por lo tanto, la adicción al trabajo no debe confundirse con el entusiasmo por el trabajo, que es la característica principal del compromiso.

Por compromiso entendemos una condición en la que el trabajador siente un gran interés en su trabajo: esto lo lleva no solo a trabajar duro, sino también a exceder constantemente sus estándares y los de la compañía. Decidido, comprometido, quien toma la iniciativa, tiene corazón no solo en sus propios objetivos sino también en los objetivos comunes. Trabaja con pasión, percibe el trabajo como satisfactorio y lo trata con total participación personal. Un trabajador comprometido no da su tiempo y energía solo al trabajo que hace, sino también a sí mismo, creciendo con su propio trabajo. Incluso si no nota el tiempo que pasa mientras trabaja, y para esto pasa más horas de lo esperado en la oficina, no lo sufre en un nivel psicofísico o relacional: de hecho, siempre mantiene la esfera afectiva y de trabajo separada y bien equilibrada.

mujer que quiere trabajar y posibilmente esta enferma de trabajo

¿Compromiso o addicion?

Debido a las características comunes entre la adicción al trabajo y el compromiso (grandes esfuerzos para el trabajo, concentración y dedicación continua a los negocios), estos riesgos se superponen o confunden. La principal diferencia entre los dos comportamientos está contenida en la motivación que empuja al trabajador a gastar mucho: en el caso de la adicción al trabajo es una motivación interna e incontrolada, algo intrínseco en la persona y sobre la cual no tiene control, para esto depende mucho de las características personales. del sujeto (perfeccionismo, excesivo sentido del deber, activismo excesivo). El compromiso, por otro lado, está guiado por una gran pasión por su trabajo, racional y controlado: los trabajadores comprometidos están presentes de manera plena, consciente e independiente. Visto desde esta perspectiva, tal comportamiento parece no tener aspectos negativos para el sujeto o para aquellos que entran en contacto con él, como colegas o clientes. En realidad, debido al gran peso que tiene el trabajo sobre el tema, implica el riesgo de nacer, es decir, una forma de estrés crónico y agotamiento emocional que empuja a comportamientos opuestos en comparación con los habituales. ¡Incluso en este caso el equilibrio es esencial!

En conclusión, PASIÓN.

La pasión es la clave del éxito en el trabajo de uno, y es la pasión la que garantiza el beneficio que una empresa tiene en la contratación de un empleado, ¡la cantidad no siempre es calidad! Trabajar para vivir no solo significa trabajar lo mínimo para garantizar una vida digna, sino también saber ver en el trabajo una oportunidad para construir la vida. Significa ser constantemente estimulados por lo que vivimos y ponernos en juego en los desafíos diarios, viéndolos como una oportunidad para el crecimiento interno y la mejora. Trabajar para ganarse la vida, porque sin trabajo todos viviríamos un poco menos, porque el trabajo ennoblece al hombre y lo hace así.

Y como dijo Rita Levi Montalcini:

“Amar el trabajo es lo que más se acerca a la felicidad en la tierra”.

¿Y tu que crees? Es mejor ¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir? escríbelo en los comentarios a continuación.

hombre negro que sonrie feliz
Experto en gestión laboral y derechos de los trabajadores.
Acepté con gusto el desafío propuesto por este sitio, al aconsejar a cada persona que pueda dar lo mejor de sí para trabajar.
Pasé toda mi vida haciendo todo tipo de trabajo hasta que desarrollé una sola pregunta: ¿tienes que trabajar para vivir o vives para trabajar? La respuesta es tuya.

Entrar

Sign Up

Olvidaste la contraseña

Job Quick Search

Share