mano usa tarjeta en blanco

Porque tiene sentido usar tarjetas de visita

¿Siguen teniendo sentido las tarjetas de visita? En mi opinión sí, y en este artículo enumero algunas razones que deberían empujarte a tenerlas siempre contigo.

Sé lo que estás pensando: ¿de qué sirven las tarjetas de visita en 2020 cuando todo es digital? Y con tanta incertidumbre laboral! Bueno, en realidad pensé lo mismo que tú, antes de darme cuenta de que estaba equivocado. Porque tiene sentido usar tarjetas de visita. Lo admito, en mi vida he hecho dos veces tarjetas de visita, la primera cuando empecé y me propuse como Effea Solutions, la segunda cuando creé Socialmediacoso, y en ambos casos las usé muy poco. Aún así, ¿sabes cuándo me di cuenta de su importancia? ¡Cuando no los tenía conmigo! Siempre que asistía a un evento, como ponente o como público, siempre me olvidaba de traerlos conmigo, terminando dando el nombre de mi sitio con la esperanza de que mi interlocutor lo recordara. 9 de cada 10 veces, perdí el contacto y un cliente potencial. Por eso creo que tener una tarjeta de presentación es importante, incluso para mí cuando trabajo en línea. En mi opinión, hay 5 razones que deberían empujarlo a hacer tarjetas de presentación, quizás optando por imprimir en línea. Sin embargo, antes de enumerarlos, creo que es interesante ver juntos cómo deben estructurar su tarjeta de presentación.

Como estructura, una tarjeta de visita.

La tarjeta de presentación dice mucho del profesional que eres, por eso debes darle la importancia adecuada y hacer que te represente adecuadamente. Mis recomendaciones son las siguientes:

  • Inserta tu logo. En ausencia de un logotipo, concéntrese en su nombre y apellido con la adición de un título, que indica lo que hace; Ingrese cualquier dato que pueda ser útil no solo para el destinatario, sino también para usted. Por ejemplo, cometí el error de no ingresar el número de IVA, y cada vez que tengo que sacar una factura en un hotel o restaurante, tengo que dictar los datos a la otra persona;
  • También ingrese su número de teléfono fijo, así como su teléfono móvil, si tiene uno. Si además tiene un número de fax, indique que todavía hay quienes lo usan;
  • No ingrese el correo electrónico genérico de la empresa, es decir, info@companyname.com, sino un correo electrónico personal, es decir, su apellido@companyname.com;
  • Si tiene un negocio local, indique la dirección de su oficina o negocio. Dicho esto, veamos cuáles son las razones que deberían empujarlo a aprovechar la tarjeta de presentación.

No tener una tarjeta de presentación se considera poco profesional.

Es cierto que un profesional que no tiene una tarjeta de presentación es visto con cierta sospecha, en el mejor de los casos como una persona superficial, en el peor de los casos, como un mendigo que ni siquiera puede pagar a un diseñador gráfico para que se la desarrolle. Este pensamiento está menos presente en el campo del marketing digital, especialmente para aquellos que tienen su propio sitio web o blog, pero incluso en este caso mi consejo es tener siempre una tarjeta de visita contigo, para dar una imagen más profesional.

No todo el mundo está preparado para lo digital.

Si sus clientes son start-ups innovadoras, está claro que acabará interactuando con ellos a través de Messenger, Skype, Telegram, WhatsApp y otras maravillas modernas. Pero si su cliente es un propietario de una pequeña empresa de 60 años que opera en B2B y produce tornillos Allen de alta precisión, no puede pensar en hablar con él usando estas herramientas, tendrá que recurrir (de mí) a tantas llamadas telefónicas odiadas que prolongan la vida (y no solo ).

Debes tener en cuenta que tu interlocutor puede que no sea un nativo digital o un usuario experto, y que prefiera una relación offline, más tradicional. Nunca subestimes esta posibilidad.

La tarjeta de presentación no está sujeta a ningún condicionamiento tecnológico.

Si mañana por la mañana las redes sociales en las que ha decidido construir su presencia deciden cerrar, ¿cómo le iría? ¿Cómo podrían contactarte si las plataformas utilizadas hasta ese momento, como Messenger, WhatsApp, Telegram, LinkedIn, ya no estaban disponibles? Por supuesto, es un escenario apocalíptico, pero siempre hay que invertir en algo propio, que no sufra condicionamientos tecnológicos, y la tarjeta de presentación responde precisamente a esta necesidad. Queriendo dar un ejemplo menos trágico, podríamos plantear la hipótesis de la necesidad de realizar un restyling del sitio, lo que obligaría a poner una Página de Mantenimiento. Ya no se puede acceder al formulario de contacto, ¿cómo interactuaría el cliente potencial con usted? Piénsalo.

Las tarjetas de visita son muy esenciales fuera de línea.

No puedes vivir solo de lo digital. Porque tiene sentido usar tarjetas de visita incluso cuando la captación de clientes se realiza a través del sitio web o plataformas sociales, tarde o temprano también tendrás que desconectarte de la pantalla del ordenador y del dispositivo móvil para asistir a un evento, una feria, un curso de formación. En resumen, tendrás que vivir sin conexión. Bueno, si asiste a una feria comercial o evento de la industria, la distribución de tarjetas de presentación es esencial, además de ser una palanca para terminar una conversación con una promesa de contacto. Conversión de apretón de manos y tarjeta de visita. ¡Y cómo, si se convierten!

A veces, el contacto digital es sinónimo de distancia.

En un mundo donde todo es virtual, donde las experiencias se comparten antes de que se vivan, responder a la solicitud de una persona de una tarjeta de presentación con un “puedes seguirme en Facebook” parece impersonal, como la voluntad de seguir distancias.

De la serie “No quiero darte mi número de teléfono, si quieres escribirme en Facebook para que pueda ignorarte”. Por lo tanto, la tarjeta de presentación le permite no crear una distancia entre el interlocutor y parecer más predispuesto al contacto.

La tarjeta de presentación suele ser la primera impresión de usted y su marca.

La tarjeta de visita es un escaparate, sobre todo cuando el interlocutor no te conoce a ti ni a tu marca y tienes que presentarte a sus ojos por primera vez. Tener una tarjeta de presentación triste, una de las impresas en la imprenta de la ciudad de provincias, no es la mejor manera de realzar su imagen. Por el contrario, en cambio, diseñar y hacer una tarjeta de presentación creativa, original y única hará que sea más fácil de reconocer.

Conclusiones

Como puede ver, un verdadero profesional nunca debe subestimar el poder de una tarjeta de presentación, especialmente para quienes trabajan en sectores donde aún predomina el offline. Crea una tarjeta de presentación que te represente y que contenga toda la información que consideres esencial para compartir con un cliente potencial, y recuerda llevarla siempre contigo. Nunca sabes cuando lo necesitarás. ¿Y para ti porque tiene sentido usar tarjetas de visita? Escribelo en los comentarios.

hombre negro que sonrie feliz
Experto en gestión laboral y derechos de los trabajadores.
Acepté con gusto el desafío propuesto por este sitio, al aconsejar a cada persona que pueda dar lo mejor de sí para trabajar.
Pasé toda mi vida haciendo todo tipo de trabajo hasta que desarrollé una sola pregunta: ¿tienes que trabajar para vivir o vives para trabajar? La respuesta es tuya.

Entrar

Sign Up

Olvidaste la contraseña

Job Quick Search

Share