mujer estressada trabajando frente una computadora amarilla

El estrés relacionado con el trabajo

By Salud

mujer estressada trabajando frente una computadora amarilla

El estrés relacionado con el trabajo puede causar una condición persistente de ansiedad e irritabilidad. Hablamos de ello con un experto.

Los cambios de humor, la pérdida de motivación, el aumento de la frecuencia y la intensidad de las reacciones emocionales, como la ira o la incomodidad, la solicitud de más tiempo libre, la demora en las entregas o la llegada al lugar de trabajo, son signos de estrés. trabajo relacionado, o una condición en la cual una persona ya no puede hacer frente a la presión de las demandas y deberes asociados con su trabajo. En particular en una situacion post COVID-19.  Cuando aparecen estos signos, que se manifiestan de manera diferente según la persona y sobre la base de factores como habilidades, experiencias y edad, es importante actuar con prontitud, ya que si por un lado el estrés en sí no es una enfermedad, por otro lado Puede promover la aparición de condiciones perjudiciales para la salud y el bienestar individual. En cuanto al estrés laboral relacionado, le pedimos a un psicólogo, experto en consultoría de negocios, que evaluara el riesgo de estrés laboral, el entrenamiento y la psicología deportiva, para obtener más información.

¿Qué es el estrés laboral?

En la sociedad en la que vivimos, que está muy centrada en el trabajo y la productividad, el estrés laboral está cada vez más presente. Pero antes de definir el estrés relacionado con el trabajo, me resulta útil definir qué es el estrés. Todos los días escuchamos a la gente decir: “Estoy estresado”, “este trabajo me estresa”, “ese colega es estresante”. A menudo, lo que se llama estrés no es realmente estrés. Otras veces, sin embargo, no nos damos cuenta de que el trabajo puede conducir a un estrés prolongado en el tiempo, lo que es útil para tratar como una enfermedad real. Por lo tanto, es apropiado distinguir cuándo es correcto preocuparse o cuándo, en cambio, lo que estamos experimentando es solo una situación del momento. El estrés, de hecho, puede tener un significado positivo (eustress), por lo tanto, es una forma de energía beneficiosa y positiva que puede ser útil para enfrentar las pruebas de la vida cotidiana o completar un proyecto. Sin embargo, además de este significado positivo, también hay uno negativo: específicamente, hablamos de angustia cuando una tensión no permite que la persona viva de una manera positiva, sino que provoca el establecimiento de una condición persistente de ansiedad e irritabilidad. Por lo tanto, se puede decir que el estrés no es una enfermedad, pero que en el caso de angustia puede provocar ciertas dolencias. Dicho esto, podemos hablar sobre el estrés laboral cuando las personas, en el ejercicio de sus actividades profesionales, sienten una falta de equilibrio entre las solicitudes que se les hacen y los recursos disponibles para atenderlas. El riesgo de estrés relacionado con el trabajo debe contarse entre los riesgos psicosociales junto con el agotamiento [ed. el estrés experimentado en el trabajo que causa desgaste psicofísico y emocional], mobbing, etc. o entre los riesgos derivados de la planificación, organización y gestión del trabajo, que pueden dar lugar a daños sociales, físicos y psicológicos.

¿Puede el estrés laboral relacionado ocurrir indiscriminadamente en cada persona o tiende a apuntar a un objetivo específico?

Aunque afecta a ambos sexos por igual, algunas investigaciones muestran que el estrés relacionado con el trabajo afecta a las mujeres más que a sus colegas masculinos. Además, se ha encontrado que esta cifra tiende a elevarse sobre todo si las mujeres trabajan en contextos dominados por hombres. Se pueden identificar tres causas principales de estrés laboral: – dificultad para conciliar la profesión y la familia; – mobbing – tipo de trabajo. Muchas veces, entonces, el estrés laboral afecta a las mujeres que desempeñan roles de menor responsabilidad y autonomía y están más expuestas a tareas repetitivas o precarias. También con respecto al acoso escolar, las mujeres afectadas tienen una prevalencia clara en comparación con sus colegas masculinos. Sin embargo, además del género, hay algunas categorías profesionales más afectadas por el estrés relacionado con el trabajo, como médicos, enfermeras, fuerzas policiales, trabajadores sociales, maestros, transportistas por carretera. Finalmente, es necesario recordar que la respuesta conductual al estrés está vinculada a componentes relacionados con la personalidad del individuo, a la forma de reaccionar en algunas circunstancias, a los recuerdos de experiencias vividas previas, a una secuencia de guiones conductuales (guiones) aprendidos en el dentro de la sociedad en la que vivimos, a la oportunidad real de poder o no cambiar el estado de las cosas.

¿Cuáles son los síntomas con los que se produce el estrés laboral?

Las consecuencias a corto plazo del estrés en el trabajador pueden ocurrir en forma de estado de ánimo inestable, insomnio, problemas gastrointestinales, dolores de cabeza y una sensación de fatiga mental. En la organización, se puede manifestar a través de un porcentaje significativo de ausentismo y rotación de personal, así como un control de calidad deficiente. Sin embargo, cuando el cuerpo está sujeto a un estrés demasiado intenso y prolongado con el tiempo, puede agotar la efectividad de los mecanismos de defensa fisiológicos naturales y presentar una serie de trastornos más pronunciados. Específicamente, en caso de estrés laboral relacionado, puede experimentar: – síntomas físicos como dolores de cabeza prolongados, hipertensión, dolor de espalda, problemas cardíacos, gastritis, úlceras; – síntomas emocionales y conductuales como irritabilidad, ansiedad, consumo de sustancias, abuso de tabaco y alcohol, trastornos del sueño; – Síntomas sociales como la caída del rendimiento laboral, el acoso escolar, el absentismo, los retrasos.

¿Cuáles pueden ser las causas?

Las causas del estrés laboral incluyen:

– relaciones interpersonales difíciles con colegas o superiores;

– factores relacionados con el papel desempeñado o las actividades realizadas, como una carga de trabajo excesiva o un riesgo de seguridad física o penal demasiado alto en comparación con el salario recibido;

– relación constante con el mundo exterior, por ejemplo con clientes / usuarios;

– ambiente de trabajo difícil;

– desarrollo profesional indefinido;

– ausencia de capacitación y / o apoyo adecuados;

– violencia psicológica, actos discriminatorios, bullying, bullying.

Para decir que el estrés en realidad está “relacionado con el trabajo”, uno debe ser capaz de demostrar que se originó exclusivamente y directamente del trabajo.

¿Qué hacer cuando te enfrentas al estrés relacionado con el trabajo?

Cuando se da cuenta de que se encuentra en las circunstancias descritas anteriormente, es aconsejable (en poco tiempo) hablar con su empleador para dar a conocer la situación que está experimentando y discutir posibles soluciones, como un alivio de la situación. cantidad de trabajo, la solicitud de apoyo o una reorganización más eficiente para no tener ritmos demasiado rápidos. Desde un punto de vista personal, entonces, es esencial identificar qué es lo que realmente nos estresa, cuáles son las fuentes de estrés y qué nos preocupa en particular. En este contexto, puede ser útil analizar el entorno en el que ejerce su profesión, para comprender que hay algunas situaciones que dependen de nosotros, pero otras que no podemos controlar directamente. Finalmente, es aconsejable contactar a un psicólogo que pueda ayudarnos a enfrentar mejor la situación estresante con la ayuda de técnicas específicas de manejo del estrés. De hecho, debe recordarse que, si el estrés en sí mismo no es una enfermedad, a largo plazo puede conducir a la enfermedad. Por esta razón, es más apropiado administrarlo a tiempo antes de que pueda causar dolencias y patologías que luego requerirán más tiempo y recursos (físicos y económicos) para ser superados.

Díganos en los comentarios qué tipo de estrés sufrió y cómo lo resolvió.

hombre negro que sonrie feliz
Experto en gestión laboral y derechos de los trabajadores.
Acepté con gusto el desafío propuesto por este sitio, al aconsejar a cada persona que pueda dar lo mejor de sí para trabajar.
Pasé toda mi vida haciendo todo tipo de trabajo hasta que desarrollé una sola pregunta: ¿tienes que trabajar para vivir o vives para trabajar? La respuesta es tuya.

Entrar

Sign Up

Olvidaste la contraseña

Job Quick Search

Share